El gimnasio es cosa de pobres

Los gimnasios son cosa de pobres, si eres un hombre de bien no tienes tiempo para pasar horas levantado decenas de kilos y tampoco lo necesitas. Entiéndeme, tener buen aspecto es importante como lo es ir bien vestido, es una barrera que pones entre tu y los demás, pero de ahí a pasar horas levantando peso hay un buen trecho. Si lo haces por ligar, puedo decirte que a las únicas mujeres a las que les interesan más tus músculos que tus posibilidades económicas son a las que ya lo han intentado tantas veces sin éxito con los que tienen dinero que han perdido las esperanzas.

La única excepción que contemplo a esa costumbre de pasar horas en gimnasios es la excusa que tiene mi primo el de Zishy que suele ir bastante ellos para hacer fotos, como estas de aquí abajo, a señoritas que simulan hacer ejercicio en ellos dejando escapar las tetas entre serie y serie de ejercicios.

Por cierto, hablando de gimnasios, encontré este en Shibuya hace unos días y le hice esta foto.

Publicado por Israel Greenshines el 09/10/17

Suelo publicar estas cosas continuamente, para no perderte nada suscríbete y recíbelas en tu email: